Ambos habían protagonizado en su rica historia inolvidables batallas deportivas, con grandes finales, por lo que esta contienda tenía ese plus particular. Luego, una vez en marcha la americana, hubo un partido donde el visitante lo ganó ampliamente, con elevada efectividad ante un Sportivo otra vez con muchos problemas de irregularidad en su juego.
El resultado final fue 99-73, lo cual exime de mayores comentarios. Un alto porcentaje en tiros externos (16/38) y obviamente un mejor juego en general del visitante fueron algunas de las claves, porque además supo aprovechar la permeabilidad defensiva de Sportivo que otra vez evidenció serios problemas en su accionar y con una marcada carencia de respuestas ante un panorama adverso.

El primer parcial importante fue 20-9 para el “celeste” y restando algo menos de 5’ (la máxima fue de 24-12). Lastimó desde el perímetro sacando rápidas ventajas. Tras esa impronta de 9 de Julio, Sportivo salió a buscar soluciones logrando ajustar su defensa (por ejemplo, fue buena la contención de Grosso sobre Isola que había dañado y mucho), mejoró el tiro de afuera y logró limar algunos puntos en el score.  El duelo a esa altura finalizó equilibrado, con un doble final de Pautasso. El “celeste” estaba arriba pero con una moderada luz de ventaja producto del parcial final 8-2 de los de Andrés Poi.
En el segundo cuarto mantuvo algo de distancia el morterense pero Sportivo estaría persiguiéndolo muy de cerca, como en aquel 31-33 a falta de 6’ o el 35-36 a algo mas de 3’. Sin embargo, de la mano de Oscar Cabrera (9 puntos) , el 9 lo cerró mucho mejor (parcial 10-2), recobrando así el terreno que había disfrutado en algún momento de los primeros 20’.
El primer tramo de juego fue realmente accidentado con lesiones de Quigley (fractura en su mano derecha), y Furrer y Robledo por el lado de 9 de Julio, que no regresaron a la cancha.
A modo de resumen, hay que decir que el local tuvo claros altibajos pero con el gol externo reaccionó, estuvo bien adelante pero quizá le faltó certezas en defensa.

En el tercer cuarto, 9 de Julio manejaría con solvencia la ventaja obtenida, Sportivo empezó a profundizar su errores y las aspiraciones de la visita se fueron consolidando.
El 64-51 restando 3’ 48” fue un anticipo de lo que vendría a la postre. Sportivo casi siempre se mostró incómodo con su ataque, con falta de juego asociado y con el uno contra uno como principal variante de ataque. En 9 de Julio fue clave la fluidez ofensiva lo que le permitió aumentar la brecha.
En tanto, en lo primeros minutos del cuarto final la causa de Sportivo se fue desmoronando progresivamente ante el mejor juego de su contrincante y la falta de reacción propia.
A 8′ 08” para el final, 9 de Julio había sacado 20 puntos de ventaja, 80-60, y la cosa parecía encaminarse positivamente, sin dilaciones para el equipo de Gustavo Rossotto.
En la medida que avanzaron los minutos y se estiraban las diferencias, el suardense parecía un equipo resignado con la superioridad del final por lo que el triunfo se fue consumando sin sobresalto alguno por parte de 9 de Julio.
Conti lastimó una y otra vez mientras que Cabrera también hizo su trabajo.  En el Rojiblanco, Agustín Pautasso fue uno de los pocos que sacó pecho en ataque.

Síntesis: 
Sportivo Suardi (73): Lozano 4, Montero 13, Quigley 8, Ledesma 11, Pautasso 25 (fi) Grosso 8, Gandolfo 4, Braida 0, Fino 0. DT A Poi
9 de Julio de Morteros (99): Acosta 7, Robledo 4, Riquelme 5, Cabrera 27, Isola 22 (fi) Conti 23, Furrer 2, Costamagna 9. DT: Gustavo Rossotto
Arbitros: Morales – Barbarini
LOS RESULTADOS:
Sportivo Suardi 73-99 9 de Morteros
9 de Río Tercero 66-77 Independiente
Sport 76-67 Bell
Santa Paula 98-82 Sportivo Las Parejas
POSICIONES: Independiente 11, Bell, Santa Paula y Sport 9, 9 de Morteros 7, Atalaya, Sportivo Suardi, Sportivo Las Parejas y 9 de Río Tercero 6

 

Más noticias
Videos Canal 50


© 2019 COOPTEL / CANAL 50. Todos los derechos reservados. / Desarrollado por Creartel Web & Mobile