En la mañana de este lunes el intendente Ignacio García Aresca presenció el operativo de testeos rápidos en el sector norte de la ciudad. Los controles se hicieron en la zona de calles Intendente Lamberghini y José Mármol.

Hoy allí se realizaron 173 testeos de los cuales pocos luego derivaron en un hisopado. El operativo coordinado con el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) tuvo como objetico identificar posibles casos de coronavirus entre residentes de la zona que hayan podido tener algún contacto con los últimos positivos y poder así cortar la cadena de transmisión del virus.

El intendente Ignacio García Aresca supervisó la tarea y en ese marco dialogó con la prensa sobre la medida que este lunes -a partir de la firma del correspondiente decreto- empezó a regir y establece la obligatoriedad de presentar un test negativo para toda aquella persona que quiera ingresar a San Francisco.

"Es fundamental el trabajo que hacemos desde el Gobierno local, son decisiones que tomamos en mi caso por ser gobernante y no son inconsultas. Tomamos como referencia lo que pasa en la provincia y el país, tomamos parámetros nacionales y mundiales, además que consultamos con el COE", explicó.
 
El decreto contempla algunas excepciones, como por ejemplo, servicios de urgencias médicas o pacientes que deban viajar a nuestra ciudad para realizar algún tratamiento médico como ser diálisis. 
Además, el test tiene una validez de 7 días, trascurridos los mismos, la persona deberá repetir la prueba.

"El objetivo no es para nada recaudatorio", aseguraron las autoridades municipales, sino "meramente preventivo". San Francisco no cuenta con trasmisión comunitaria del virus y quiere mantenerse así, para ello refuerza los controles. Con esto "queremos detectar posibles casos asintomáticos de Covid -19".

"No hay que comparar lo económico y lo sanitario", dijo el intendente y dio a conocer su parecer: "He leído acerca de opiniones que debemos convivir con el virus, pero si llega a haber circulación comunitaria la salud se va a restringir, se van a enfermar los médicos y enfermeros y ¿quién nos va a atender por cualquier patología?. Lo mismo con el personal de seguridad".

Al ahondar en los motivos que lo llevaron a decidir sobre este requisito, García Aresca sostuvo que influyó la "delicada situación en la provincia de Córdoba y Santa Fe" donde hay ciudades que tuvieron que retroceder de fase.

"Cuando nos toca gobernar pensamos en la población de la ciudad. Yo pienso en la salud de todos, yo quiero saber qué harían las empresas, gimnasios, empleadas domésticas, comercios, albañiles si volviéramos a fase 1" de la cuarentena, enfatizó el intendente.
 
Fuente: La Voz de San Justo

Más noticias
Videos Canal 50


© 2020 COOPTEL / CANAL 50. Todos los derechos reservados. / Desarrollado por Creartel Web & Mobile