El español Rafael Nadal (2ª del ranking mundial) demostró este domingo por qué es considerado el mejor jugador de la historia sobre polvo de ladrillo al conseguir su título número 13 en Roland Garros, tras arrasar en la final al serbio Novak Djokovic (1°).

El partido decisivo en la cancha central "Philippe Chatrier" del complejo parisino en el Bosque de Boulogne mostró a un Nadal apabullante, sin darle ningún hueco de oportunidad a Djokovic, definido con parciales de 6-0, 6-2 y 7-5, en dos horas y 40 minutos de juego.

Si existían dudas de lo que podía hacer Nadal a sus 34 años, se disiparon en apenas 45 minutos, que fue el tiempo que tardó en ganar el primer set por un tremendo 6 a 0.

En el segundo parcial, Djokovic -campeón del US Open, donde no había jugado Nadal para resguardarse por la pandemia del coronavirus- quedó rápidamente 1-4 abajo en el marcador y no pudo recuperarse.

El tercer set fue lo mejor del partido, jugado bajo techo ante la amenaza de lluvia en París, porque "Nole" pareció haber despertado al conseguir los dos primeros juegos con su saque y recuperar inmediatamente un quiebre por parte de su rival para igualar 3-3.

Si bien Djokovic cometió constantemente errores no forzados -ítem donde Nadal sólo acumuló 14 en todo el partido-, la actitud ganadora y mente fría característica del español fue lo que prevaleció. "Rafa" se quedó con el saque del serbio para ponerse 6-5 arriba y así coronar un nuevo título con su servicio y ante un aforo reducido de público por las razones sanitarias.

A Nadal el tiempo lo transformó en el máximo ganador en la historia de este Grand Slam por amplio margen: acumula más del doble de los seis que sumó el sueco Björn Borg en su trayectoria deportiva.

Más noticias
Videos Canal 50


© 2020 COOPTEL / CANAL 50. Todos los derechos reservados. / Desarrollado por Creartel Web & Mobile