“Me llamaron haciéndose pasar por personal de ANSES me informaron que mientras no tenga trabajo fijo iba a cobrar $10.000. Me preguntaron si tenía una cuenta y me pidieron que vaya al cajero más cercano, “detalló Pablo.
Luego de estar varios minutos en el cajero, solicitando datos personales, el delincuente logró obtener un código para extraer el dinero depositado en la cuenta, “eran 8 mil pesos del IFE, fui al banco al día siguiente y la cuenta estaba vacía. También me solicitaron la cuenta de otra persona, pero no se las dí. Cuando me di cuenta de lo que pasó llamé al número con el que se habían comunicado, me atendió una persona, le hice el reclamo y me respondió que me iba a pasar a una oficina pero la comunicación se cortó y nunca más me respondieron”, finalizó Pablo.
Cabe destacar que el número telefónico utilizado para el ardid tiene prefijo de la ciudad de Córdoba, “tenían mis datos, información y justo me agarraron en un momento donde realmente necesitaba el dinero”, sentenció Pablo.
Una vez más los delincuentes juegan con la necesidad de los más vulnerables.

Más noticias
Videos Canal 50


© 2020 COOPTEL / CANAL 50. Todos los derechos reservados. / Desarrollado por Creartel Web & Mobile