La Mutual de Altos de Chipión se vio envuelta en un escándalo tras la estafa que tuvo como protagonista al entonces gerente Lucas Priotti y a un importante grupo de ahorristas que depositaron la confianza en la entidad. La quiebra fue solicitada por un ahorrista que tenía depositados dólares en la entidad y que ésta no pudo hacerle devolución del monto acordado en el plazo establecido “a pesar de los insistentes requerimientos en tal sentido”, según indica la sentencia.   El Dr Marcelo Venturuzzi fue quien representó legalmente al damnificado, quien se mostró conforme por las novedades de la causa.  El letrado afirmó no tener conocimiento de la cantidad de damnificados ni del monto total de la estafa, aunque reconoció que se podría tratar de cifras millonarias. Esta información se viene manejando desde el comienzo de la causa en la que se habló de varios millones de dólares en total.

    El hecho de que ese monto no pudiera se reintegrado al damnificado que llevó adelante el pedido de quiebra  revela, también según el expediente,  la situación de “cesación de pagos” y la compleja realidad que estaba viviendo la entidad donde, según también consta en la sentencia, “ni siquiera se ha dignado – la mutual – a contestar su requerimiento postal en una prueba evidente de su desinterés”.

    El ahorrista damnificado es oriundo también de la localidad Altos de Chipión y el monto en cuestión apenas ascendería a los 3 mil dólares, aunque habría que ir sumando el monto de los ahorristas que presenten los comprobantes de sus depósitos. 

   Los números totales de esta estafa se calculaban en cifras millonarias y se hablaba de varios centenares de damnificados quienes marcharon varias veces por las calles de la localidad reclamando ante las autoridades de la Mutual. Tras la caída de la entidad el entonces Gerente Lucas Priotti se mantuvo prófugo de la justicia durante varios día, luego de producida su detención se sumó también a cinco integrantes de la familia Gorgerino quienes permanecieron varios días alojados en la Comisaría de la ciudad de de Morteros.

Según consta en las reglamentaciones con las que se rigen las entidades mutualistas "los miembros de los Órganos Directivos, asi como de los Órganos de Fiscalización, serán solidariamente responsables del manejo e inversión de los fondos sociales y de la gestión administrativa durante el término de su mandato y ejercicio de sus funciones, salvo que existiera constancia fehaciente de su oposición al acto que perjudique los intereses de la asociación" 


El caso (La Voz)

Todo se conoció en noviembre pasado, cuando varias personas fueron a la mutual a retirar sus ahorros y se dieron con que el dinero no estaba. Tras esto intervino la Fiscalía de Morteros. Se calcula que el monto total del fraude superaría los tres millones de dólares. Hay quienes especulan que la cifra podría ser aún mayor. Todo está en investigación. Desde un comienzo, las autoridades de la mutual apuntaron contra el entonces gerente Lucas Priotti, a quien denunciaron penalmente y despidieron de la entidad. Los testimonios recogidos por este medio coinciden en que no habría sido posible concretar semejante estafa (según se presume) sin la complicidad de otras personas. Al parecer, Priotti tomaba en forma personal dinero prometiendo tasas de interés más elevadas que el resto del mercado bancario, pero en lugar de ingresarlo a la mutual, entregaba certificados truchos y se quedaba con la plata. Varios de los damnificados recibieron como respuesta que sus ahorros no están registrados en el sistema de la mutual. Algunas personas, además de no poder disponer de sus ahorros, se dieron con que les habían otorgado créditos millonarios que jamás gestionaron. Durante la declaración indagatoria, el exgerente dijo que el dinero de la entidad era transferido a cuentas pertenecientes a los Gorgerino, a modo de créditos y préstamos para los negocios de la familia. Esta es una de las hipótesis de la investigación. En tanto, los Gorgerino dijeron que ellos también fueron víctimas de Priotti y hace poco tiempo denunciaron a los miembros de la mutual ante la Justicia federal. De acuerdo a lo informado a medios locales por el abogado Carlos Nayi, que defiende a la familia imputada, se los denunció por “probable comisión de los delitos de intermediación financiera no autorizada agravada y asociación ilícita”. Los directivos señalados en la denuncia son el presidente de la mutual, Fabio González; el secretario, Carlos Tomatis, y el tesorero, Oscar Larrivey. Ninguno ha sido imputado.


Más noticias
Videos Canal 50


© 2020 COOPTEL / CANAL 50. Todos los derechos reservados. / Desarrollado por Creartel Web & Mobile